Lluvia de goles

La Juve se ha llenado de moral y goles (5-0) en su duelo contra el Otura C.F. este fin de semana bajo la intensa lluvia. Tras caer ante el Ciudad de Baza, el conjunto sexitano volvió a sumar tres puntos que le mantienen en la sexta plaza tras esta décima jornada, a 7 puntos del ascenso a 1ª Andaluza.

El encuentro comenzó con problemas para la Juve, ya que a los 5 minutos de empezar el choque, el Otura tuvo la ocasión más clara para ellos con un poste a la salida de un córner. Esto hizo despertar a los chicos de Karel Fraeye ya que a la jugada siguiente, un balón largo perfecto de Yentl a la espalda de la defensa, lo recibió Luismi que con una carrera exquisita por la banda izquierda se quedó delante del guardameta visitante y con un disparo cruzado puso el primero en el marcador.

Este gol inicial vino como agua de mayo a los sexitanos ya que empezaron a dominar el juego en su totalidad. Esto se vio recompensado al cuarto de hora de la primera mitad con el segundo del partido. Una buena jugada de Migue Heredia pisando la bola y acariciándola como si de un peluche se tratara, consiguió marcharse de 3 rivales con la clase que le caracteriza al mediapunta y filtró un pase al interior del área para que Pablo, con el interior de la pierna derecha, introdujera el balón en el fondo de las mallas.

Este segundo mazazo de los sexitanos dejó hundidos a los granadinos que en ningún momento del partido tuvieron opción de pelear el encuentro. Además a la media hora de juego, una jugada bien trenzada en la banda izquierda por donde atacaba la Juve, la finalizó Migue Heredia con un disparo que al pegar en un defensor se metió en la portería poniendo el 3-0.

Tras el paso por los vestuarios, el partido siguió con el dominio absoluto de la Juve que tuvo un encuentro muy asequible durante los 90 minutos. A los 6 minutos de la reanudación, de nuevo Pablo conseguiría perforar la meta rival. Fue a la salida de un córner, la despejó la defensa visitante pero el balón llegó a los dominios de Khalid, que con un regate se fue de su rival dejando el balón para Pablo, este abrió para Yentl que con un pase de la muerte conectó de nuevo con Pablo para que el juvenil pusiera el 4-0 en el luminoso.

Con los granadinos ya frustrados, el 5-0 vino a balón parado. El mejor gol de toda la mañana llegó cuando quedaban 15 minutos para la conclusión del choque. Un balón teledirigido de Migue Heredia tuvo destino a la semi chilena de Alex, que se alzó con la bota muy arriba para hacer semejante acrobacia y cerrar el partido con la manita y los tres puntos bajo el brazo.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *